domingo, febrero 07, 2010

Veo pasar ante mi
un rio oscuro de silencio.
El vertigo me invade.
Miro a mis costados
y todo es mentira.
¿Que hacer, vida?
¿Acaso saltar,
quedar a la deriva,
acaso seguir frente al rio,
la mentira,
acaso morir sin dejar rastro?

5 comentarios:

Mechi.- dijo...

Nadie puede morir sin dejar rastro...

Eleanor dijo...

Hermoso poema! Hermoso lugar! Hace mucho que no pasaba por aqui.
Dejo mi comentario y la promesa de pasar mas seguido.
Un beso o 2!

pio dijo...

o nadar

V a v o dijo...

podrias tirarle piedras, para que suene digo.

Mucho gusta.

Valentin Ibarra - (acertijo) dijo...

Será necesario entonces, saltar a ese río y develar el silencio mentiroso.
La vida es tránsito. La vida es denuncia.