jueves, febrero 25, 2010

autobiográfico

soy como una pequeña
planta de lechuga
asediada por tortugas
voraces
soy lo mas pequeño
de este mundo
lo mas insignificante

soy como una semilla
que tiembla de frío
en la noche oscura
de algún desierto salvaje
soy las manos heladas
de algún triste mendigo
soy invisible como el aire

4 comentarios:

Eleanor dijo...

Hermosa poesia! Esto de ser invisible ante los ojos de los demas..
Un beso o 2!

Clarisa En El País De Lo Jamás Visto dijo...

hormiguita que con las semillas construis poemas invisibles como el aire.. :)

franco dijo...

¡Mentiiiiiiiiiiiiira! A veces dan ganas de abrazarse a Platón y cantar medio en pedos con él "los poeeetas mieeeenteeen muuuuuuuuchooooo" ♫♪♫♪♫

V a v o dijo...

La poesía ciertamente es una mentira hecha de versos sincerisimos.