miércoles, diciembre 01, 2010

El hombre diminuto (autobiografico)

I.-


Después de mucho de estar ensimismado,
miró hacia afuera de golpe.

El vértigo le mojo la cara,
una humedad seca le nació en la frente,
quiso cerrar los ojos pero no pudo.

Todo el mundo empequeñecía de golpe y él también.

Contempló sus diminutas manos
con sus diminutos ojos
y realmente no entendía
como podía suceder
que todo se achicase,
pero lo que mas le sorprendía
era darse cuenta.



II.-



Desde afuera alguien lo mira.
Él puede darse cuenta por el rostro
de que tratan de entenderlo.

Se ríe. Sabe
que es inútil,
que lleva años consigo mismo
y aun ni él se entiende.

4 comentarios:

* Eleanor Dalí ! * dijo...

Es bueno sentir a veces un poco de vértigo =)
Entenderse ? Qué te entiendan los demás ?
Quizás algún día, quién sabe...

Un beso o 2 !

DesvariadaIrracional dijo...

Sería algo así como nada tiene sentido,la última vez que lo senti me asuste tambien aunque no sé le hecho la culpa q tenia fiebre(igual lo he sentido sin ella)esique como...Es solo aguantar que pase y pasa,y por las dudas para que no vuelva enfocarse o buscarse nuevas actividades que nos despabilen y nos hagan sentir útiles.
Tu texto me recordo algo a la letra Everybodys changing de Keane.
Saludos!.

DesvariadaIrracional dijo...

Y la vida no se ha hecho para entenderla sino para vivirla, por lo tanto tambien se aplica nuestras complejas personalidades no hay perder tiempo hay que autoaceparnos y de paso automejorarnos ja.
Igual si encuentras el secreto que haga que todo mejore avisame;).

Nilce dijo...

cierto...muy cierto es dificil entendernos nosotros mismos ...imaginate cuando pedimos a los otros que nos entiendan!!!!

me gusto!
besos