miércoles, diciembre 29, 2010

...

.

Vuela en el cielo
una nube boca abajo.
Cavo con mis ojos en su espalda
una tumba sin nombre
para las promesas de mi llanto.

Gira, grita, se retuerce,
se dibuja en su rostro el espanto
y es el agua
que al fin conoce el dolor
y es un cuerpo
que servirá de sepultura
hasta que se derrita.

.

1 comentario:

* Eleanor Dalí ! * dijo...

Te deseo un muy feliz 2011!

Un beso o 2!