lunes, junio 30, 2008

Un sol inventando razones
una excusa capaz de despellejar el alma
Un silencio que se apaga
que parió los presentes desolados
y los lunes disfrazados de domingo
Del ya se acabó, del hoy es tarde,
del mañana travestido con ayer
y la luna nueva del final de los finales.

sin razones...


Esos viernes matizando la semana,
ya no hay lágrimas que caen sobre el papel,
solamente los inviernos más hermosos
son capaces de llorarte sin querer.
Cuando pienso sin pensar que te imagino,
y me descuerno el cráneo sin faltarle un casi.
Suspendida en el vacío menos metafórico
más azul y cotidiano, quiero despertar.
Y volver a esa mentira de ilusiones
que, encantada, me dejan respirar
en añiles y ocres que se funden en los ojos
a las doce de la noche, como un cuento
que te hace sonreír sin usar los labios
ni te ensarta el corazón en los cajones.

Es entonces
cuando me toca equilibrar lo elevado de nuestras miradas
y la bajeza de nuestros pasos...

6 comentarios:

Asrham Rayeuk dijo...

Del ya se acabó, del hoy es tarde,
del mañana travestido con ayer
y la luna nueva del final de los finales...

Del hoy, vacio por que su voz me abandono, del ayer en el que ella se marcho y de la luna que deje en sus manos enmarcando el adios.

Has despellejado mi tristeza con tus palabras.

mbb dijo...

hermoso, me gusto mucho...

bernard n. shull dijo...

hi mate, this is the canadin pharmacy you asked me about: the link

Pio dijo...

Vos sabés que no puedo decirte nada. No sé qué comentar. Franco hace poco escribió un poema que habla del llanto de una chica con rimel y algo así me provocó este poema. Es terrible, realmente terrible.

ALA_STRANGE dijo...

interesante blog, muy sensible


besos

Gastón dijo...

Muy, pero muy bueno, muy sentido también. Mientras lo leía no dejaba de pensar en un ser al que ame muchisimo... A veces me encuentro llorando como un niño...