sábado, noviembre 03, 2007

Mi lamento

El amor es un arma de doble filo,

Que al amar me da vida y me mata,

maldigo el día en que nací poeta,

maldigo mis sentidos tan amplios, extensos,

y por sobre todas las cosas del mundo,

maldigo a ese ser tan perfecto que me colma,

maldigo la luz que se posa sobre ella,

maldigo el viento que le roza la piel,

pero mas maldigo aun mi propio ser,

tan lejano de lo perfecta que es su sonrisa,

tan lejano de lo etérea que es su alma,

tan oscuro frente al brillo de su presencia,

que me maldigo y la maldigo,

por que solo en el papel la puedo acariciar,

por que solo en letras el tiempo se detiene

y ella atraviesa, tan suave tan tersa, la habitación,

y me mira y me besa mientras sonríe.

Maldigo no solo el tiempo que es cruel,

Sino también la eternidad que durara mi lamento,

Maldigo el mar, el sol, la tierra, el viento,

Por que a veces profanan la belleza

De ese ser que vuela si quiere,

De ese ser que es nube y no llueve,

De ese ser que maneja el tiempo a su favor,

Y que me hizo mas triste de lo que nunca seré,

Al poner en evidencia lo carente que es el universo

Si a ella no se le da por sonreír.

Maldigo también el amor cuando es profundo,

Que me nubla osadamente la visión,

Maldigo a ese ser en el que en versos,

Le encuentro siempre perfección.

3 comentarios:

·.·´¯`·)»♥*FLoR*♥«(·´¯`·.· dijo...

te extrañaba... y te encontre
que lindo Mati...me dejo eso que no se explicar y q me pasa cada vez q te leo...

un beso grande!!
te quiero muchooooooooooo!!

María dijo...

"De ese ser que vuela si quiere,

De ese ser que es nube y no llueve".

Perfecto.

franCo dijo...

esos dos versos de los que se apropió Mary, esos dos versos, ahora son míos. Debería haber comentado antes esto, lo leí hace un tiempo y recién lo releo y lo rereleo...