lunes, mayo 07, 2007

De azules y sonrisas

Te extraño pequeña ojos azules,
extraño tu risa sencilla, sincera,
tus pasos descalzos como sobre nubes,
tu andar descuidado, de primavera,
las palabras de tu vocecita dulce,
extraño tu risa cuando conmigo juegas,
extraño tus abrazos que en abundancia una vez tuve,
extraño lo que guardas, lo que entregas,
lo travesuras que te se y las que nunca te supe,
la luz que tu presencia me da,
el brillo de esos tus simples ojos azules,
extraño tu risa sencilla, sincera.

5 comentarios:

María dijo...

Quisiera uno volver a la infancia y ponerse contento porque alguien te quiere mucho.
Pero entonces uno recuerda que el poema era para otro niño. Y uno, entonces, decide que mejor se va a dormir.

Besos, Mati.

*AntagoniSta* dijo...

Y en el primer verso imaginé a la voz de caramelo decir... qué color se forma con el azul y el amarillo?, ¿y con el rojo y verde?

Un ternuror!, una vocecita que tuve la dicha de sentirla cerquita y enojona por no querer irse a dormir.

Besos muchos!

Cecilia dijo...

"Te extraño pequeña ojos azules
extraño tu risa sencilla, sincera..."

Esa que no es forzada, esa que le hace cosquillas a mi alma... esa risa que supo hacerme sentir feliz, sólo por verte reir.

Mil besosssssssss...

Me encantó.

microcuentos dijo...

Siempre se extraña una sonrisa sincera..eso nunca se borra

Saludos

Gaviota dijo...

Y si te vas... extrañaremos tus letras y no será lo mismo.